Pros y contras declararse insolvente

Pros y contras de declararse insolvente en España

Fecha
" Conoce aquí los pro y contras de declararse insolvente en España. Te explicamos por qué puede beneficiarte, y en qué casos hacerlo. "

Cuando se tienen varias deudas, pero los ingresos siguen siendo exactamente los mismos y empiezan las llamadas y los correos de cobro se puede llegar a un punto de no retorno donde la desesperación reina.

Luego de hacer todo lo posible para pagar las cuentas que se cobran, como pedir préstamos en otros bancos, pedir el favor a amigos o familiares que faciliten el dinero para pagar una deuda, pero sigue sin ser suficiente aparece sobre el panorama la opción de declararse insolvente, acá te contamos cuáles son los pros y los contras de declararse insolvente en España.

Qué significa declararse insolvente

La insolvencia puede ser una palabra que genere miedo, pero ¡respira! No es tan malo como parece, de hecho, a veces puede ser la mejor opción para solucionar los problemas financieros de deudas.

¿Qué significa declararse insolvente? Cuando alguien decide declararse insolvente significa que con los ingresos que tiene no puede hacerles frente a todas las deudas que contrajo con uno o diversos acreedores.

Consecuencias de declararse insolvente en España

Lo primero que ocurre cuando alguien se declara insolvente en nuestro país es que se recupera, de alguna forma, la tranquilidad pues tras dicha declaración se detendrán los cobros de las deudas y, a su vez, los intereses de estas.

Además, al declararse insolvente el deudor podrá establecer diálogos con los acreedores para replantear las formas de pago que se acoplan más a su condición económica actual o por otra parte solicitar acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.

Ventajas de declararse insolvente en España

Declarase insolvente tiene múltiples ventajas, la primera es el respeto del mínimo vital, la segunda es la negociación que facilita con los acreedores, la tercera es la desaparición de las listas de morosidad, la cuarta es la imposibilidad de sufrir un embargo, y la quinta es la imposibilidad de cobro de deudas. Te hablamos de cada una a continuación.

Respeto del mínimo vital

Después de declararse insolvente, al deudor se le respetará un ingreso mínimo vital que sea suficiente para los gastos básicos de su vida cotidiana, este es un derecho protegido por nuestra legislación.

Negociación con acreedores

La negociación con las entidades o personas a las que se les debe es quizá una de las mayores ventajas que tiene la declaración de insolvencia. Cuando se llega a esta no se incluyen los pagos de intereses u otras cargas económicas adicionales.

En la negociación se pone de manifiesto la intención que tiene el deudor de pagar todas sus deudas, pero también las limitaciones económicas con las que cuenta.

Luego de llegar al acuerdo entre acreedor y deudor se da paso a un proceso judicial donde se desarrolla una liquidación de bienes. Si después de esto el dinero recaudado por medio de embargo no es suficiente para pagar la o las deudas se entiende que no hay posibilidad de pagar y se bloquea otro tipo de reclamo de la misma naturaleza.

Desaparecer de las listas de morosos ASNEF, RAI o CCI

Estar en la lista de morosos es una de las peores consecuencias que puede acarrear el impago de las cuentas, puesto que afecta directamente el historial crediticio. Cuando se declara insolvente es muy probable que eliminen al deudor de las listas de morosos como ASNEF, Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) o la lista del Centro de Cooperación Interbancaria (CCI).

El procedimiento que se debe realizar para salir de las listas de morosos pasa primero por el proceso judicial donde se debe demostrar la buena fe a la hora de pagar las deudas que se tiene pendiente y los intentos de llegar a acuerdos con los acreedores.

Imposibilidad de embargo

Estar en situación de insolvencia protege algunos de los bienes del deudor como la vivienda habitual, o los bienes que use para ejercer su trabajo. La imposibilidad del embargo es una de las mayores motivaciones que tienen los deudores para declararse insolventes.  

No se puede acosar más al deudor

La detención del acoso por medio de llamadas y mensajes para que el deudor pague las deudas también otorga bastante paz a quien tiene las cuentas por pagar. Este tipo de cobros se detiene porque la forma de pago se realizará por medio de la negociación judicial con los acreedores.

Además, como dijimos atrás, los acreedores tampoco podrán demandar al deudor para que sus bienes o activos sean embargados.

Pros y contras declararse insolvente

Desventajas de declararse insolvente en España

Como casi todo en la vida, la declaración de insolvencia también trae consigo ciertas desventajas como lo son: la pérdida del control de los bienes, el comienzo de un proceso penal y la pérdida de las cuentas bancarias.

Pérdida del control de los bienes

Luego de declararse insolvente la persona pierde el control de sus bienes, el control sobre estos pasará a manos de un administrador concursal, que tendrá que decidir sobre lo que se hará con estos.

Cabe resaltar que a veces el deudor puede proteger ciertos bienes inmuebles, pero también puede darse la pérdida de algunos para solventar parte de lo que se debe.

Comienzo de un proceso penal

Para llegar a la mejor negociación se hace necesario que exista un proceso judicial donde se acordará la forma de pago para que ambas partes queden satisfechas. Este proceso por vía legal supone una inversión en representación legal y en tiempo.

Pérdida de las cuentas bancarias

Como mencionamos antes, en este tipo de procesos se garantiza sólo el mínimo vital, lo que facilita mantener la propiedad de la vivienda habitual cuando se cumple con la totalidad de unos requisitos los bienes que se usan para la actividad del trabajo.

Como las cuentas bancarias no se incluyen en estos dos grandes ítems, se utilizan por completo para saldar las deudas que se tengan de forma parcial o completa.

Quien se puede declarar insolvente

Toda persona sin importar si es física o jurídica puede declararse insolvente en España si sienten que están en una compleja situación financiera y ya no pueden pagar sus deudas, aunque busquen alternativas.

Un moroso se puede declararse insolvente

En medio de la declaración de insolvencia surgen muchas preguntas, una es si un moroso puede declararse insolvente la respuesta es sí, un moroso puede declararse en estado de insolvencia.

Cuando un moroso se declara insolvente se quita la carga de las llamadas de acoso donde el acreedor busca cobrar lo que el deudor le debe.

Cómo declararte insolvente en España

Te contamos el paso a paso que debes seguir para declararse insolvente en España:

  1. Acudir al Tribunal Superior con la solicitud de insolvencia.
  2. Llevar todos los documentos necesarios, dentro de estos se incluye: la lista de los acreedores, los bienes que se poseen, y la declaración de situación financiera.
  3. Luego de esto será el Tribunal el que determine una resolución en la que el deudor quede o no exento del pago de las deudas.

Luego de declararse insolvente, el deudor podrá también pedir la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad que permite eliminar de forma parcial o total las deudas que se tienen de acuerdo a las condiciones económicas con las que se cuente.

¿No puedes pagar tus deudas y recibes llamadas de acoso por parte de tus acreedores? ¿Quieres declararte insolvente y todavía no sabes cómo? ¡Puedes escribirnos! Nuestro equipo de abogados expertos en el tema te ayudará. 

Podemos ayudarte
¿Tienes una consulta jurídica? podemos ayudarte.
Contáctanos sin compromiso.
GRATIS

Más
artículos