Fecha
" ¿En apuros financieros? Encuentra consejos prácticos y soluciones efectivas para hacer frente a tus deudas cuando no tienes activos disponibles. ¡Haz clic! "

Tener deudas en varios bancos por diversos motivos, y recibir correos, llamadas, y mensajes de cobros, es agotador. Todo empeora cuando no sé tienen los recursos económicos para pagar tantas deudas, ¡lo sabemos!

Con toda esta situación, es imposible no caer en la desesperación, el estrés y la sensación de estar en un callejón sin salida… pero vamos con calma. Trata de respirar y recuperar la tranquilidad por un momento. ¿Qué puedes hacer si no puedes pagar tus deudas y no tienes bienes? ¡Te contamos!  

¿Qué ocurre si dejo de pagar?

En un principio, y con las condiciones económicas que mencionamos al inicio, lo más predecible es que dejes de pagar algunas de las cuotas de tus deudas y si son máximo un par no hay nada de qué preocuparse, sólo debes ponerte al día y ya está.

Pero, si ya han sido varios los meses en los que no has podido pagar tus deudas y la situación económica no mejora, lo que puede pasar es que, dependiendo las deudas que tengas, te incluyan en los listados de morosidad, que afectará de forma directa el historial crediticio que tengas. 

Y peor aún, también puede suceder que los acreedores a los que les debes te demanden y soliciten un embargo judicial. En este tipo de embargos, pueden verse afectados tus ingresos presentes y futuros.

¿Me pueden embargar si no tengo nada a mi nombre?

La respuesta es no, si no tienes ninguno de los bienes embargables a tu nombre no pueden embargarte, es más, incluso resulta imposible. Eso sí, ten en cuenta que si consigues algún bien con el paso del tiempo, el embargo si se puede efectuar.

También hay otro tipo de embargos que se pueden dar, aunque no tengas ningún bien a tu nombre, se trata del embargo de la nómina. Este embargo se da cuando se tienen deudas con Hacienda, Seguridad Social, deudas por impago de pensiones, entre otras.

En el embargo de la nómina se retiene un porcentaje del salario que va a depender del nivel de ingresos que recibas. Así mismo es imposible embargar un salario que sea equivalente a un Salario Mínimo Interprofesional, en siglas SMP, que es de 1.080 euros al mes.

Cómo afrontar el pago de una deuda sin bienes ni dinero

En un principio, lo que debes hacer es evaluar muy bien tu estado financiero analizando por un lado los ingresos y por otro los gastos fijos y las deudas. Después de tener claridad sobre esto, que realmente es un conocimiento básico, puedes proseguir a hablar con tu acreedor.

Cuando te comuniques con la entidad o entidades a las que les debes el dinero tienes que ser sincero o sincera y hablar desde el inicio de la imposibilidad que tienes en tus condiciones económicas actuales de pagar las deudas contraídas en el pasado.

El acreedor podrá ofrecerte renegociar la deuda o refinanciarla. Otra posibilidad es acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad, de la que hablaremos más adelante. 

Renegociar una deuda si no se puede pagar

Como su nombre lo deja entrever, renegociar la deuda significa replantearse las condiciones iniciales con las que se adquirió inicialmente el crédito con la entidad bancaria.

Dentro de las condiciones que se pueden renegociar está el interés del préstamo, la frecuencia y el valor de las cuotas. Renegociar las deudas le otorga al deudor mayor tiempo de maniobra que le dará mayor fluidez en sus ingresos, así como más plazo para pagar, pero no eliminará la deuda.  

Una de las mayores ventajas a la hora de renegociar una deuda es que al hacerlo no se estará afectando de ninguna forma el historial crediticio del deudor.

Refinanciacion de deuda ante la imposibilidad del impago

Refinanciación de deuda ante la imposibilidad del impago

La refinanciación de la deuda es una negociación con el acreedor en la que con frecuencia se disminuye el valor del pago mensual de la deuda, pero se alarga el plazo de pago. Con el aumento del plazo de pago de la deuda los intereses también pueden ser superiores.

Muchos expertos coinciden en que la refinanciación no es una de las mejores soluciones cuando no se puede pagar, ya que puede mejorar la situación económica presente, pero a futuro representa el pago de una deuda mucho mayor.

Acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad

Si a pesar de leer las dos opciones anteriores sientes que todavía no se solucionará tu situación financiera en lo más mínimo y todavía te siguen atormentando las deudas y la imposibilidad que tienes de pagarlas, puedes pensar en acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

Dicha Ley permite que los deudores eliminen sus deudas de forma parcial o total si cumplen con ciertos requisitos como: haber actuado de buena fe con el pago de sus créditos, tener un estado de insolvencia, tener más de dos acreedores, entre otras.

¿Tienes deudas y no las puedes pagar? ¿No sabes qué solución tomar para aliviar tu carga financiera? Podemos asesorarte, ¡escríbenos! Somos un despacho especializado en los embargos cuando no se tienen bienes.

Otras opciones que puedes tomar

Hay otras alternativas que puedes tomar si no puedes pagar tus cuentas y no tienes suficientes ingresos, una de ellas es la reunificación de las deudas. Lo que pretende la reunificación es que en lugar de pagar varias cuotas se agrupen todas las deudas que tienes con un mismo banco para pagar sólo una cuota cada mes.

Esta opción hará que se reduzca el valor de la cuota mensual al igual que los intereses. La segunda elección puede ser solicitar una carencia a tus acreedores, cuando se aprueba esta opción lo que permite es dejar de pagar por un periodo de tiempo establecido mientras te recuperas financieramente para volver a retomar los respectivos pagos.

En resumen, lo que puedes hacer cuando tienes deudas, no puedes pagarlas y no tienes bienes es dialogar con el acreedor para renegociar la deuda, refinanciarla o acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

Nosotros somos un despecho especializado en el tema de las deudas y los derechos del consumidor, ¡Comunícate con nosotros!

Más
artículos