Fecha
" Suena bien que te eliminen las deudas, pero no basta con simplemente solicitar que te las borren. Para ser beneficiado por esta ley, se deben cumplir ciertos requisitos. "

Si te encuentras aquí, seguramente estás considerando acogerte a esta ley para eliminar, de una vez por todas, esas molestas deudas. ¡Estás en el lugar indicado! Te contaremos los requisitos de la Ley de la Segunda Oportunidad y los documentos que necesitas para solicitarla.

Antes que todo, ¡no te desesperes! La insolvencia es una situación de la cual se puede salir. Te sorprenderías de saber la cantidad de personas que están en una situación similar. Lo maravilloso de esta ley, es que brinda la posibilidad de reiniciar la vida financiera. Ya no más ASNEF, no más llamadas de acoso para cobrarte ni más embargos.

Requisitos de la Ley de la Segunda Oportunidad

Suena bien que te eliminen las deudas, pero no basta con simplemente solicitar que te las borren. Para ser beneficiado por esta ley, se deben cumplir ciertas obligaciones, que tiene que ver, principalmente, con la cuantía de la deuda y la legalidad del deudor.

Ser deudor de buena fe

La “buena fe” puede sonar un tanto desconcertante. ¿A qué se refiere exactamente? Para la ley, este concepto está enmarcado en la voluntad del deudor y sus acciones.

Por ejemplo, se considera como “buena fe”, el hecho de que el deudor haya tratado de pagar la deuda con sus ingresos, sin intentar evadir la responsabilidad o negarla.

También se considera “buena fe” que el deudor haya buscado mecanismos para hacerle frente a la deuda, dentro de lo considerado como lícito.

Estar libre de delitos

Evidentemente, no sería justo que quienes cometan fraudes, se libren tan fácilmente de las deudas, con sólo solicitar su exoneración.

Por ello, quienes soliciten ingresar, deben estar libre de delitos socioeconómicos, especialmente contra Hacienda y la Seguridad Social.

No tener deudas anteriores exoneradas por esta ley

¿Qué pasaría si te cancelan todas las obligaciones financieras y vuelves a tener a tener deudas impagables al poco tiempo? ¿Vuelves a eliminarlas acogiéndote a esta ley? ¡Por supuesto que no!

Dentro de las condiciones, se encuentra establecido que los amparados por la Ley de la Segunda Oportunidad no pueden haber sido beneficiados por la misma en los 10 años anteriores.

Esto suprime la posibilidad de que los deudores entren en una espiral de deudas y cancelación de las mismas, sólo por el hecho de “no tener cómo pagar”.

En otras palabras, no se permite una ventaja para el moroso. Si bien la Ley de la Segunda Oportunidad está pensada para beneficiar al deudor, no desconoce que el acreedor tiene derecho a cobrar. Por lo tanto, en la práctica, la ley ampara a ambas partes, para dar la mejor solución posible.

No exceder el límite de deuda

Tampoco se podrá eliminar cifras desbordantes. La ley establece que quienes tengan más de cinco millones de euros en deuda, no podrán acogerse a esta ley.

¿Qué documentos necesito para la Ley de la Segunda Oportunidad?

Para demostrar que se cumplen con todos los requisitos anteriormente descritos, se debe presentar una documentación que acredite cada punto.

Desde el punto de vista personal, se debe presentar el certificado de empadronamiento, el DNI y una carta que explique los motivos por los cuales se solicita ser amparado por esta ley. También se debe presentar el certificado de antecedentes penales.

En materia financiera, se debe presentar el certificado de rentas y de impuesto al patrimonio correspondiente a los cuatro años anteriores.

A lo anterior se suma anexar el certificado de ingresos (nóminas si es empleado, o especificar si se recibe pensión), el certificado de las cuentas bancarias y los títulos de propiedad de viviendas o inmuebles.

Es importante suministrar la información de los demás bienes que se tengan, como el coche o las acciones. Al estar asociadas al nombre, no es posible esconderlas indefinidamente y, de no presentarlas, esto puede acarrear que el procese se niegue.

Por último, se debe presentar un listado de deudas, con sus respectivos acreedores, especificando el valor y los periodos de tiempo que ha estado activo el crédito.

Aquí es importante añadir un documento que especifique los gastos fijos del deudor, ya que con base a ello se evaluará las posibilidades de pago. Aquí es importante que te asesoren expertos en este tema, como nosotros, para que el proceso salga bien.

¿Cuánta deuda me perdona la Ley de la Segunda Oportunidad?

El proceso de esta ley puede tomar un tiempo incierto, que oscila entre seis meses y dos años. Pero, al final, si todo sale bien y cuentas con buena asesoría profesional, se emitirá el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, BEPI.

Este documento es el certificado legal de que se ha desarrollado satisfactoriamente un proceso de liquidación de deudas.

Pero es de resaltar que el BEPI puede ser parcial o definitivo. Como te imaginarás, este último tiene un peso y alcance mayor, pero no se obtiene en todos los casos.

El BEPI parcial se obtiene cuando se llega a acuerdos con los acreedores. Durante estas negociaciones, se puede cancelar gran parte de la deuda, con quitas y reestructuraciones. ¡También es viable pedir que se omitan los intereses moratorios!

Esto es posible debido a que, en muchas ocasiones, los acreedores prefieren recuperar una parte de la deuda, a dejar pasar la oportunidad, arriesgándose a perder una buena suma de dinero.

Por otra parte, el BEFI definitivo se obtiene cuando, una vez liquidado todos los bienes, aún queda deuda pendiente por saldar.

Si el deudor no tiene más recursos y carece de un salario para embargar, el juez puede estimar que sus deudas sean exoneradas por ley.

Como se puede observar, la Ley de la Segunda Oportunidad exige varias condiciones para postularse, como no tener problemas legales y no haber sido beneficiado con ella anteriormente. Aunque es un proceso que tiene muchas aristas y el éxito del caso dependerá, en gran medida, del profesional que te asesore.

¡Nosotros podemos ayudarte! Hemos guiado a cientos de usuarios, para que realicen los movimientos correctos, logrando así obtener el BEPI. Escríbenos para ayudarte con tu situación.

Más
artículos

Esta web utiliza cookies propias para su funcionamiento y análisis. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad