Fecha
" ¿Has recibido un requerimiento judicial por impago? ¿No sabes cómo afrontarlo? En este artículo te explicamos qué es y cómo hacerle frente. ¡Infórmate! "

El requerimiento judicial se usa cuando un acreedor busca que el deudor le pague el la cantidad dinero que le debe. Se realiza cuando se opta por la vía judicial para cobrar la deuda.

Te contamos más sobre el requerimiento judicial, a qué se refiere el término y cómo afrontarlo.

¿Qué es un requerimiento judicial?

Es un procedimiento judicial que ejerce una persona con el fin de que un sujeto le pague la deuda que adquirió con él, sin importar la cuantía de esta.

El requerimiento judicial está cubierto por el artículo 149.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, usado para ordenar de acuerdo a la ley una conducta e inactividad.

En esta ley, además, se establece que el requerimiento se usará para reclamar el pago de la deuda de la cantidad del principal, así como de los intereses generados por la deuda.

¿Cuándo me pueden solicitar un requerimiento de pago de deuda?

El requerimiento de pago te lo pueden solicitar cuando has dejado de pagar un contrato en los plazos estipulados con anterioridad. Es muy común que se acuda al requerimiento de pago de deuda como última señal antes de iniciar el proceso judicial más extenso para buscar el pago de la deuda.

¿Cómo debe notificarse un requerimiento judicial?

A la hora de hacer la notificación del requerimiento judicial se debe tener una constancia válida. No es recomendable realizar un requerimiento judicial sólo por medio de un correo o una carta, ya que el deudor puede afirmar que no ha sido notificado.

Para evitar malos ratos, te contamos cómo hacer el requerimiento notarial y el requerimiento por burofax. 

Requerimiento notarial

Para que no tengas problemas como el que te contamos líneas arriba, se acude al requerimiento notarial donde es el notario el que da testimonio de que el acreedor realizó la comunicación pertinente dando conocimiento al deudor del requerimiento judicial de pago.

El procedimiento es bastante sencillo, en este caso para entregar la notificación el notario se desplazará hacia el lugar de residencia del deudor, o como se menciona en la Ley de Enjuiciamiento Civil, también podrá hacerse el requerimiento en cualquier lugar en el que la persona deudora pueda encontrarse, incluso de forma accidental.

El requerimiento será producido incluso si la persona a la que se dirige no se encuentra, además de permitir que el destinatario notifique el recibimiento y que el notario pueda comprobar dicha contestación.

Pero… cuando optas por el requerimiento notarial, debes tener presente los gastos que se deben invertir en la comunicación por medio de la notaría.

Contar con asesoría de un abogado para enfrentarse al proceso.

Requerimiento por burofax

Este requerimiento es la vía más utilizada, se debe a que garantiza la comunicación de forma muy eficaz pues incluye la fecha del envío del requerimiento judicial de pago, y confirma la recepción.

El burofax tiene la posibilidad de llevar una copia del requerimiento a la Oficina de Correos, que puede ser usada como prueba si se desarrolla el proceso judicial. Entre las diferencias que tiene el requerimiento por burofax y el requerimiento por notaria es que el primero tiene un coste mucho menor al segundo.

Otras notificaciones

Las notificaciones deben ser almacenadas con cuidado por parte del acreedor, pues en este tipo de requerimientos puede suceder que el deudor niegue la existencia de cobros o de solicitudes de pagos anteriores.

Además, dentro de los documentos que debe tener el acreedor están: la identidad de la persona deudora, lo que abarca la información personal, el lugar de residencia, la justificación de la deuda como facturas, transacciones bancarias, etc. y el valor de la deuda incluyendo los intereses. 

¿Necesito un abogado para afrontar un requerimiento judicial?

El proceso de requerimiento judicial puede ser extenuante, y se puede alargar dependiendo de la intención de pago que tenga el deudor, por eso es súper recomendable contar con el apoyo de un profesional sobre el tema.

Nosotros somos un despacho con larga experiencia en este tipo de temas, no dudes en consultar nuestros servicios. 

¿Qué ocurre si no pago un requerimiento judicial?

Si a pesar de los cobros recurrentes y de haber usado el requerimiento judicial el deudor aún no se hace cargo de sus compromisos pagando la deuda que puede ser con una persona natural o jurídica lo que sigue es continuar con el proceso de reclamación por la vida jurídica.

Por medio de esta vía si la negativa del deudor persiste se puede llegar al punto tal de hacer un registro de propiedades y bienes a nombre de la persona para proceder a un posible embargo con el fin de conseguir la cuantía que adeuda. 

¿Puedo acogerme a la Ley de la Segunda Oportunidad?

Sí sientes que son muchas las deudas que tienes, que te agobian y no puedes hacerle frente con los ingresos que tienes, puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

En caso de que te hayan enviado un requerimiento judicial de pago y te encuentres en la situación descrita también puedes solicitar la aplicación de la ley.

Recuerda, que se hizo precisamente para que las personas puedan llegar a acuerdos de pago con los acreedores o que se eliminen definitivamente las cantidades de dinero que son impagables y de esta forma tener la oportunidad de reiniciar la vida financiera.

Más
artículos

Esta web utiliza cookies propias para su funcionamiento y análisis. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad