Código Penal sobre lesiones personales

Fecha
" Descubre el marco legal de las lesiones personales según el Código Penal. Conoce las penalidades, definiciones legales y cómo se clasifican las lesiones. "

Si has llegado a este artículo por curiosidad, ¡enhorabuena! aquí se resolverán todas tus dudas acerca de las lesiones personales. Si por el contrario has llegado porque estás adelantando una demanda o te han demandado por lesiones personales, quédate, porque este artículo desplegará todo lo que deberías saber. 

Lo primero a saber, es que los delitos por lesiones personales constituyen una preocupación central en el ámbito del Derecho Penal, ya que representan una transgresión seria en la que la víctima sufre daños tanto físicos como psicológicos.

Estos actos delictivos acarrean implicaciones jurídicas significativas y pueden dejar secuelas emocionales y sociales de largo alcance. La víctima, además de enfrentar el trauma físico o psicológico inmediato, puede experimentar dificultades para reintegrarse a su vida cotidiana, así como para recuperar su sensación de seguridad y bienestar.

En el marco legal español, el Código Penal aborda los delitos de lesiones de manera detallada y establece distintas categorías, cada una con características y penas específicas. Estas distinciones se hacen teniendo en cuenta factores como la gravedad de las lesiones infligidas, el contexto en el que ocurrió el incidente y la intencionalidad del agresor.

Desde lesiones leves hasta aquellas que ponen en peligro la vida de la víctima, el Código Penal contempla una amplia gama de situaciones. Las penas asociadas pueden variar desde multas hasta penas de prisión, dependiendo de la gravedad del daño causado y las circunstancias particulares del caso.

Definición legal de lesiones personales en el código penal

En el Código Penal español, las lesiones personales se definen en el Título III, Capítulo II, Sección 1ª, Artículo 147 y siguientes.

El Artículo 147 del Código Penal español establece que se consideran lesiones las conductas que «causen a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental». Es decir, cualquier acción que provoque daño físico o psíquico a una persona puede ser considerada como una lesión.

Las lesiones personales se clasifican según la gravedad del daño causado, de la siguiente manera:

  • Lesiones leves (Artículo 147).
  • Lesiones graves (Artículo 148).
  • Lesiones muy graves (Artículo 149).

La diferencia entre estas categorías radica en la gravedad del daño causado a la víctima y las circunstancias específicas de cada caso.

Además, el Código Penal español también contempla circunstancias agravantes que pueden aumentar la pena por el delito de lesiones, como por ejemplo el parentesco entre el agresor y la víctima, el uso de armas u objetos peligrosos, la premeditación o la reincidencia.

Cómo son las penas por las lesiones según la legislación

Cómo son las penas por las lesiones según la legislación

Las lesiones personales se sancionan de acuerdo a su gravedad, teniendo en cuenta las condiciones particulares del caso. Las lesiones leves se castigan con la pena multa de seis a doce meses, aunque pueden ser agravadas si se dan determinadas circunstancias, como el uso de armas o instrumentos que puedan poner en peligro la vida de la víctima, en cuyo caso la pena puede ser de prisión de tres meses a tres años.

Por otra parte, las lesiones graves conllevan penas más severas. La pena puede ser de prisión de dos a cinco años si las lesiones causan alguna de las siguientes circunstancias: la pérdida o inutilidad de un órgano o miembro principal, la deformidad, la pérdida de un sentido, la impotencia, una enfermedad grave, la afectación grave de la salud física o mental, o la puesta en peligro de la vida de la víctima.

Las lesiones muy graves son aquellas que provocan alguna de las circunstancias mencionadas para las lesiones graves, pero con consecuencias más graves o permanentes. La pena por este tipo de delito puede ser de prisión de seis a doce años.

Además de estas penas básicas, el Código Penal español contempla circunstancias agravantes que pueden aumentar la pena por el delito de lesiones, como el parentesco entre el agresor y la víctima, el uso de armas u objetos peligrosos, la premeditación o la reincidencia.

Gravedad y clasificación de las lesiones en el Código Penal

En el Código Penal español, las lesiones se clasifican en tres categorías principales en función de la gravedad del daño causado a la víctima. 

  • Lesiones leves (Artículo 147 CP): este tipo de lesiones se refiere a aquellas que causan un menoscabo en la integridad física o psíquica de la víctima, pero sin provocar consecuencias graves. Ejemplos de lesiones leves pueden ser golpes, contusiones, heridas superficiales, entre otros. La pena asociada a este delito es generalmente una multa de uno a tres meses.
  • Lesiones graves (Artículo 148 CP): estas lesiones causan un daño más severo a la víctima y pueden implicar consecuencias permanentes o de mayor gravedad. Por ejemplo, la pérdida o inutilidad de un órgano o miembro principal, la deformidad, la pérdida de un sentido, la impotencia, una enfermedad grave, la afectación grave de la salud física o mental, o la puesta en peligro de la vida de la víctima. La pena por lesiones graves puede ser de prisión de tres a seis años
  • Lesiones muy graves (Artículo 149 CP): este tipo de lesiones son las más graves y tienen consecuencias especialmente graves o permanentes para la víctima. Pueden implicar la pérdida o inutilidad de varios órganos o miembros principales, la deformidad grave, la pérdida de más de un sentido, la impotencia total, una enfermedad incurable, la afectación muy grave de la salud física o mental, o la puesta en peligro de la vida de la víctima. La pena por lesiones muy graves puede ser de prisión de seis a doce años.

Abogado especializado en lesiones personales y derecho penal

Si te encuentras en la difícil situación de estar ante una reclamación por lesiones personales, te recomendamos que acudas a Distrito Legal,  pues contamos con expertos altamente capacitados y experimentados en el manejo de estos casos.

Nuestros abogados comprenden la complejidad y la sensibilidad que rodea a los casos de lesiones personales. Entienden que cada caso es único y requiere un enfoque personalizado y meticuloso para garantizar que se haga justicia y se obtenga la compensación adecuada para la víctima. No dudes en contactarnos. 

Podemos ayudarte
¿Tienes una consulta jurídica? podemos ayudarte.
Contáctanos sin compromiso.
GRATIS

Más
artículos