Indemnización por despido improcedente

Fecha
" Pero, ¿cómo saber si estamos ante un despido improcedente? Pues estos serían los despidos sin un motivo legítimo como por ejemplo un bajo rendimiento, una conducta inapropiada, o recortes de personal justificados. "

Imagina que has llegado un día a tu trabajo y te informan, sin especificar los motivos, que has sido despedido. Posiblemente tu primera reacción sea de impotencia, pero no todo está perdido. A esto se le conoce como un despido improcedente  y se da  cuando un empleador termina la relación laboral sin una  justificación legal o válida que soporte esta decisión. Esto significa que el empleador no puede demostrar que existen motivos suficientes y legales para la terminación del contrato de trabajo del empleado.

Pero, ¿cómo saber si estamos ante un despido improcedente? Pues estos serían los despidos sin un motivo legítimo como por ejemplo un bajo rendimiento, una conducta inapropiada, o recortes de personal justificados.

Otros casos más evidentes de despidos sin motivo legítimo son aquellos que resultan discriminatorios, que se hacen a manera de represalia o que no cumplen adecuadamente con los procedimientos legales.

Así que ahora que sabes que es un despido improcedente, te interesará conocer que la ley respalda tus derechos y podrías recibir una indemnización e incluso recuperar tu puesto de trabajo. 

¿Cómo se calcula la indemnización por despido improcedente?    

Calcular la indemnización dependerá de varios factores tales como la causa del despido, el salario y la antigüedad en el lugar de trabajo. Generalmente esta indemnización se calcula en base a 33 días de salario por año trabajado, con un límite máximo de 24 mensualidades. 

Por ejemplo, supongamos que fuiste despedido de tu trabajo después de haber trabajado en la empresa durante 5 años y debido a una reducción de personal debido a dificultades financieras de la empresa. Tu salario mensual es de 3000 euros.

  1. Para calcular tu indemnización, primero determinamos los años trabajados: 5 años.
  2. Luego, multiplicamos los años trabajados por el factor de 33 días de salario por año:

5 años x 33 días/año = 165 días de salario.

  1. Como tu salario mensual es de 3000 euros, podemos calcular tu salario diario dividiendo el salario mensual entre 30 días:

€ 3000 / 30 días = € 100 al día.

  1. Entonces, multiplicamos el salario diario por los días de indemnización:

€ 100/día x 165 días = 16,500.euros

Esta sería la cantidad de tu indemnización si no se excede el límite máximo.

Es fundamental saber que según la legislación laboral vigente, existe una excepción que contempla una indemnización mayor en ciertos casos. Esta excepción consiste en aplicar un cálculo de 45 días por año trabajado, con un tope máximo de 42 mensualidades. 

Sin embargo, se debe destacar que esta fórmula especial solo se aplica a contratos firmados antes del 12 de febrero de 2012 y únicamente para el período trabajado previo a esa fecha. En cambio, los meses o años laborados después del 12 de febrero de 2012 están sujetos a una indemnización calculada a razón de 33 días por año, sin importar la fecha de suscripción del contrato.

¿Qué es un despido disciplinario improcedente? 

¿Qué es un despido disciplinario improcedente?

Se considera como despido disciplinario improcedente cuando un empleador despide a un empleado por supuestas infracciones o incumplimientos graves de las normas laborales o del contrato de trabajo, pero dicho despido no cumple con los requisitos legales establecidos o se considera injustificado según la legislación laboral vigente.

En otras palabras, se trata de un despido que, aunque esté basado en razones disciplinarias, es considerado como injustificado o improcedente.

Un despido disciplinario se podría considerar improcedente cuando existe una falta de pruebas para comprobar la infracción del empleado, cuando no se siguen los procedimientos establecidos en la legislación laboral o el contrato de trabajo y cuando se considera la existencia de una desproporcionalidad en la sanción respecto a la infracción cometida por el empleado.

¿Cómo se determina la improcedencia del despido?    

La determinación de la improcedencia de un despido se lleva a cabo a través de un proceso legal en el que se evalúan diversas circunstancias y pruebas relacionadas con la terminación del contrato laboral. Para considerarlo como tal se debe examinar detalladamente los hechos que llevaron al despido, incluyendo la conducta del empleado y las acciones del empleador. Además, se revisan todas las pruebas disponibles, como documentos, testimonios y registros, para comprender completamente la situación.

Otro punto importante es verificar si el empleador siguió los procedimientos disciplinarios establecidos en la legislación laboral y en el contrato de trabajo al despedir al empleado. Esto incluye brindar al empleado la oportunidad de presentar su versión de los hechos y defenderse antes de tomar la decisión de despido.

Además se considera si la sanción impuesta al empleado es proporcional a la gravedad de la infracción cometida. Se evalúa si el despido es una medida justificada y proporcionada en relación con la conducta del empleado.

¿Cuáles son las consecuencias del despido improcedente?

Las consecuencias del despido improcedente pueden variar dependiendo de las leyes laborales del país en cuestión y de las circunstancias específicas del caso. Sin embargo, algunas de las consecuencias más comunes incluyen la readmisión del empleado, el pago de indemnización: en lugar de ser readmitido, el empleado puede tener derecho a recibir una indemnización por despido y la compensación económica.

Además esta situación también puede acarrear cargos adicionales para el empleador como multas o sanciones por haber realizado un despido improcedente. Estas penalizaciones pueden ser impuestas por las autoridades laborales competentes y pueden variar según la gravedad del incumplimiento.

Un despido improcedente también puede tener un impacto negativo en la reputación y la imagen pública de la empresa. Esto puede afectar la percepción de los clientes, proveedores y otras partes interesadas, así como también la moral y la motivación de los empleados actuales y futuros.

Es importante que si tú o alguien cercano cree haber sido víctima de un proceso de despido improcedente se ponga en contacto con un abogado que pueda ayudar a restituir los derechos vulnerados. En Distrito Legal, contamos con un equipo capacitado para atender estas situaciones y brindar acompañamiento en cada paso, así que no dudes en contactarnos. 

Podemos ayudarte
¿Tienes una consulta jurídica? podemos ayudarte.
Contáctanos sin compromiso.
GRATIS

Más
artículos